El Castro Tecnolóxico, de Emilio Tuñón y Luis Mansilla, es una concentración de círculos, que evocan los antiguos castros celtas. La fachada es azul y verde en todas las paredes de las cuatro estructuras que la forman. Las escaleras, en espiral, crean efectos circulares sorprendentes. Inaugurado en 2013, construido en hormingón y cristal, tiene en la “escasa eficiencia energética” su principal punto débil.

"/> El Castro Tecnolóxico, de Emilio Tuñón y Luis Mansilla, es una concentración de círculos, que evocan los antiguos castros celtas. La fachada es azul y verde en todas las paredes de las cuatro estructuras que la forman. Las escaleras, en espiral, crean efectos circulares sorprendentes. Inaugurado en 2013, construido en hormingón y cristal, tiene en la “escasa eficiencia energética” su principal punto débil.

"/>
logo logo